jueves, 28 de julio de 2011

Texto: diferencia entre colorímetro y espectrofotómetro

        El colorímetro de Vernier está diseñado para determinar la concentración de un líquido analizando su intensidad de color. El color de una solución puede ser característico de la sustancia o producto de la adición de otro reactivo. El colorímetro mide la cantidad de luz transmitida por una muestra a una longitud de onda seleccionada por el usuario. Usando los controles del panel frontal, uno puede escoger entre cuatro longitudes de onda: 430 nm, 470 nm, 565 nm y 635 nm. Su principio de funcionamiento es que la luz que emite el equipo pase por la muestra. Parte de la luz es absorbida por la solución y resto sigue su recorrido y choca contra un fotodiodo que funciona como detector. La cantidad de luz que atraviesa la muestra se conoce como transmitancia y la cantidad absorbida como absorbancia. Ambas se calculan mediante la división entre la cantidad inicial de luz que atravesó la muestra y la cantidad que se absorbió o que se transmitió. Cada sustancia tiene diferentes propiedades de transmitancia y absorbancia, lo que depende del tipo de soluto que contenga, la distancia que recorra la luz a través de la muestra, la longitud de onda utilizada y el tamaño de la celda en donde se coloca la muestra. Por lo general, la absorbancia/ transmitancia son proporcionales a la concentración de la solución, lo que se conoce como Ley de Beer.

         El espectrofotómetro es un instrumento que permite comparar la radiación absorbida o transmitida por una solución que contiene una cantidad desconocida de soluto y una que contiene una cantidad conocida de la misma sustancia. La principal diferencia con el colorímetro es que los espectrofotómetros pueden medir la transmisión o absorción de la luz a distintas longitudes de onda. Los espectrofotómetros constan de una fuente de luz blanca que se concentra en un prisma (monocromador) y la separa en cada uno de sus componentes, cada onda de color diferente puede ser pasada selectivamente a través de una ranura o rendija .Inicialmente se envía a la celda una radiación de longitud de onda definida que puede ser ultravioleta, visible o infrarrojo, posteriormente se mide la luz que transmite la solución. Este destello de luz incidente pasa a través de la muestra en estudio y emerge como un rayo transmitido llegando a una célula fotoeléctrica. Si la sustancia ha absorbido cualquiera de las ondas incidentes, la luz transmitida tendrá menor energía. Cuando el rayo de luz transmitido llega a la celda fotoeléctrica, genera una corriente eléctrica que es proporcional a la intensidad de la energía luminosa que llegó a la muestra. Como este dispositivo se conecta a un galvanómetro que tiene una escala graduada (en transmitancia o absorbancia), puede dar una medida directa proporcional a la concentración de la sustancia presente en la celda Como las moléculas biológicas están disueltas en cualquier disolvente, es necesario calibrar a través de un blanco, el cual se ajusta a 100% de transmitancia o 0 de abosr. www.vernier.com
ü  Ramos Marquez Elva Celia. (2003). Manual de laboratorio de instrumentación básica. Facultad de Bioanálisis Veracruz. Universidad Veracruzana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada